...EN ELLA ENCONTRARAS LA HISTORIA DE UNA CIUDAD EN INVESTIGACIONES PROFESIONALES Y MINUCIOSAS REALIZADAS POR SU CREADOR LIC. ANTONIO J. SALDIVIA LANDAETA

martes, 23 de abril de 2013

Historia del Golpe tocuyano

como genero y aire musical nacido en El Tocuyo

CRONOLOGÍA E HISTORIA DEL CANTO TOCUYANO
Investigacion y copilacion
 Licdo. Antonio Saldivia Landaeta


Para hablar de la trayectoria musical de nuestra querida ciudad y de los orígenes autóctonos de nuestras expresiones musicales, es bueno resaltar que es muy notoria la extraordinaria disposición que para la música han demostrado los pobladores a través de más de cuatro siglos y medio.  Esta inclinación da a El Tocuyo puesto relevante en el quehacer musical del país.
Al hablar de las manifestaciones iniciales de tal inquietud en los albores de la Ciudad Madre, hemos de tomar en cuenta su condición social, ya que en esta ciudad se han mezclado las distintas influencias Euro-españolas y Africanas traídas de allá y que el conquistador sembró en nuestro suelo.
Con el transcurrir del tiempo, esas influencias fusionadas con lo autóctono, que eran las manifestaciones y rituales de nuestros aborígenes y el sentir de nuestra raza, se produce un mestizaje que fue dando origen a la gama de sentimientos que perfilarían los genuinos rasgos de nuestra musicalidad (1).  Producto de ese choque entre los elementos culturales autóctonos y los traídos de Europa y África se engendra una gran riqueza en manifestaciones culturales, tales como música y danza que luego se estructura lo propiamente criollo.  De allí que las manifestaciones festivas de la colonia se fueron incorporando al folklore Tocuyano, notándose hoy en día un gran valor en lo que a música se refiere, lo cual ha sido tradicionalmente una disposición innata del Tocuyano.
En cuanto a las expresiones folklóricas que nacieron en este valle de El Tocuyo tenemos las de carácter religioso: El Son de Negros en honor a San Antonio de Padua, la Zaragoza, llamada también baile de los locos o de los Santos Inocentes, las Salves o Velorios de la Cruz de Mayo y el San Pascual Bailón.  Las de carácter popular: “El Golpe Tocuyano” del cual se quiere desconocer su origen, y las danzas del Tamunague.
Antiguas referencias ubican los primeros latidos de este acontecer musical en El Tocuyo, en los umbrales del siglo XVII (2).  Para esa época la ciudad, actual Capital del Municipio Morán, fue centro de gran importancia político-económica dentro del ámbito provincial, e incluso fue de hecho aunque no de derecho, Capital de la Provincia de Venezuela.  Desde el punto de vista político, El Tocuyo fue cabecera de la Gobernación.  Aunque Coro era la Capital, en El Tocuyo residían los integrantes del gobierno, formado por el Gobernador de la Provincia y los tenientes, quienes junto con los cabildantes configuraron la máxima autoridad local.
Este corregimiento se caracterizó por ser uno de los más extensos; y por lo tanto nuestra ciudad contó, y cuenta con una espléndida situación geográfica en relación al punto de unión entre la región andina y la región Barquisimetana.  En el ubérrimo valle del río Tocuyo, la ventajosa posición de esta ciudad, hizo que por este valle transitaran muchos pobladores de zonas adyacentes y que ésta era la única vía de acceso desde Barquisimeto hacia la región andina:  Trujillo y Mérida. 

Desde El Tocuyo se fueron fundando otras ciudades y existió un intercambio y una relación directa entre ellos.  Las expediciones que se realizaron para la creación de dichas ciudades salieron de El Tocuyo y de allí también, sus expresiones culturales.  Es tanto, que para el año 1767 la jurisdicción de El Tocuyo estaba formada por: Quibor, Cubiro, Sanare, Guarico, Barbacoas, Humocaro Alto, Humocaro Bajo, Chabasquén, Curarigua de Leal.


“El Golpe” es el aire musical que recorre el ámbito de casi todo el territorio larense y venezolano.  Es la forma como en Lara se arraigó nuestro joropo, su música expresa una gran alegría en su ritmo y en su melodía, es la herencia de España y África, moldeada en el orisol de los siglos por el sentimiento de la nueva tierra que la acogió; de la vihuela o guitarra española nació la “guitarrilla”, el “cuatro”, “cinco” y “quinto”, dependiendo del número de cuerdas; y así todo se fue transformando tanto como los instrumentos como las melodías, ritmo y compases en un todo, en alegría y corazón de los hijos de esta tierra.
El Golpe Tocuyano se canta básicamente a dos o tres voces; sus melodías se van intercambiando entre los cantores.  En algunas piezas musicales existen combinaciones y tiempos que son característicos en nuestra música campesina, un punto importante es la combinación de Seis por Ocho y Tres por Cuatro.  Los instrumentos con que acompañan los cantores el golpe Tocuyano son los mismos que se usan en el Tamunangue: Cuatro (guitarra de cuatro cuerdas), Cinco Tocuyano, maracas y el tambor colgante que le da el ritmo a la melodía.
Este ritmo vivaz y candencioso oriundo de esta región, según el historiador Carlos Bujanda Yépez, “es completamente diferente en su estilo y estructura al vals venezolano, al golpe Tuyero, al corrío llanero y al joropo”, y coinciden en el tiempo de tres por cuatro, pero este no se baila y nunca es interpretado por mujeres, porque ha estado reservado durante siglos a los hombres, cosas que han cambiado en las últimas décadas y de acuerdo al momento que lo requiera.


  
Existen variedades de Golpes Tocuyanos, de acuerdo a algunas regiones de nuestro Estado Lara, donde se ejecuta.  Se dice que nuestra música nace en esta basta tierra Tocuyana y que de ahí irradia hasta otros poblados de la provincia, ya que la región de El Tocuyo la conformaban nueve pueblos, con los cuales se produjo grandes intercambios económicos y comerciales, donde la cultura musical se fue expandiendo como verdadero género sociocultural de nuestra región, y así constituyéndose como nuestra expresión genuina y autóctona.
Hay una notoria diferencia entre el golpe Tocuyano folklórico cantado aquí en El Tocuyo y el de Curarigua, el cantado en Curarigua es lento y tan parecido a los golpes interpretados en la zona de Los Boros, candencioso  rítmicamente combinado con charrasqueos de cuatro que lo hace muy rítmico.  El Golpe ejecutado en El Tocuyo es el verdadero y auténtico, es ágil, vivaz y rítmicamente rápido, manteniéndose original durante siglos.
Uno de los golpes tocuyanos más antiguos, según los cronistas es el titulado “La Flor del Cacao” que data de mediados del siglo XIX, y se puede considerar como uno de los golpes más viejos, pertenecientes al folklore larense y de Venezuela.  Vale decir que esta música en el siglo pasado no fue cultivada por la burguesía, sólo la ejecutaba el pueblo, y es hasta mediados de los años 40 cuando se da a conocer por gestiones de notables tocuyanos que la difunden a nivel nacional, ejemplo de ello el Dr. José Rafael Colmenares y luego el Profesor Raúl Colmenares, que si de verdad realzan esta música orgullo ahora de nuestro pueblo.
No se sabe por qué algunas personas pretenden desconocer el origen histórico de nuestra expresión folklórica como lo es El Golpe Tocuyano, ya que este nace en esta ciudad y se extiende en todo el Estado Lara, pues existía para ese entonces  un gran intercambio comercial con migratorios por ser El Tocuyo de gran importancia económica durante la Colonia.
El Golpe nace en El Tocuyo y por lo tanto es “Tocuyano”, así como fueron esos pueblos hijos de este lar y representaron nuestra jurisdicción.

T.S.U. Antonio J. Saldivia


NOTAS:
(1)     Las secuelas de la Guerra de la Emancipación explican una notoria contracción de la zona de influencia del poblamiento de la micro región de El Tocuyo a comienzos de este período.  En 1839 cuenta con 23.977 habitantes que se reparten en el territorio de las parroquias de El Tocuyo, Sanare, Guarico, Humocaro Alto, Humocaro Bajo, Chabasquén, Barbacoas y Curarigua.  Con posterioridad, las comarcas de Sanare, Chabasquén y Curarigua pasan a ser atraídas por otras micro regiones.  En la micro región ya consolidada de El Tocuyo hay 29.181 habitantes en 1873 que suben a 35.198 habitantes en 1881, repartiéndose en la ciudad de El Tocuyo y en los pueblos y campos de Humocaro Alto, Humocaro Bajo, Guarico y Barbacoas.

(2)     La ciudad de El Tocuyo encabeza esta micro región contando en 1873, junto con los pobladores de sus suburbios, con 13.577 habitantes que suben a 15.383 habitantes en 1881 y a 16.720 habitantes en 1891.  El paisaje urbano y suburbano de este conglomerado urbano está integrado por dos parroquias: “La parte norte de ella con sus campos circunvecinos, forman la parroquia de Ayacucho; y la parte sur y sus campos, la de Junín”.  Esta vieja ciudad continúa disfrutando de su espléndida situación en relación al tráfico de unión entre región andina y región barquisimetana en el ubérrimo valle del río Tocuyo:  “La ventajosa posición de esta ciudad, es el estar en un valle sano, y en el camino que de Barquisimeto va a las Provincias de Trujillo y Mérida, y tener por todas partes terrenos útiles para la agricultura, algunos para cría y todos salubres, frescos y aún fríos”.
ríos”.

2 comentarios: