...EN ELLA ENCONTRARAS LA HISTORIA DE UNA CIUDAD EN INVESTIGACIONES PROFESIONALES Y MINUCIOSAS REALIZADAS POR SU CREADOR
LIC. ANTONIO J. SALDIVIA LANDAETA



miércoles, 24 de mayo de 2017

Monumento Sagrado "El Calvario" El Tocuyo


El betusto monumeto "El Calvario" edificado al este de la ciudad de El Tocuyo
 
Este monumento arquitectónico fue edificado en los años 20 del siglo pasado ...a veinte pies de la extinta iglesia "nuestra señora e las Mercedes" .

    Fueron señal de la estancia o paso de misioneros que con el transcurrir de los años, dejaron en cada rincón un recordatorio del valor de la fe en Cristo .

     Los calvarios representaron desde tiempos remotos una señal cristiana, un símbolo de dominio de la iglesia de Jesucristo.
Fueron construidos de barro y tierra pisada, con la que se elaboraban adoboncitos. Algunos eran recubiertos con un friso de arcilla que al secarse, pintaban de blanco y/o azul. Unos eran huecos y otros rellenos de piedras y todos, por supuesto, con una cruz en madera o metal clavada en el centro de la estructura.

      Según investigadores e historiadores, los calvarios eran símbolos de “rescate de la vida pagana” y algunos afirman que se construían “a los cuatro vientos” para alejar pestes y los demonios de los pueblos.

Y en ese contexto, en El Tocuyo se levantaron estas señales de la fe como sinónimo de la misma y de la gratitud del pueblo, y “era una costumbre de los caminantes colocar piedras y rezar una oración al conseguir en su camino cruces. Estas, se usaban comúnmente en el medio rural, como lo fue en su totalidad este municipio, para celebrar cosechas y brindarle cantos a la Cruz de Mayo”.

lunes, 22 de mayo de 2017

Biblioteca Publica Alcides Losada.El Tocuyo

     
    Según el historiador Ildefonso Leal (1985), las bibliotecas Tocuyanas rivalizaron con las no menos importantes de Carora y Barquisimeto. Al revisar los testamentos del Registro Subalterno observamos abultadas colecciones de libros. Solo como ejemplo, en la casa del licenciado Luís José Hurtado (1799), se encontraba una de las bibliotecas más completas en obras de jurisprudencia, con obras sobre derecho civil, canónico y real.




      Don Bartolomé losada, padre de los intelectuales Alcides (1894-1931) y Hedilio (1894-1926) Losada es el precursor de nuestra biblioteca, ya que días antes de su muerte en 1933, donó para tal fin su biblioteca y la de sus hijos, la mas importante en ese momento en la región, solicitando que se le colocara el nombre “Alma y Corazón”, nombre del primer poemario de los hermanos Losadas. En 1917, por iniciativa de los hermanos Losada, Roberto Montesinos y Pío Tamayo, entre otros, se constituye El Tonel de Diógenes, que fue una de las semillas que dio origen luego a la Sala de Lectura Alcides Losada. La literatura y los temas políticos eran los temas obligados del Tonel. Muchos de los libros eran traídos desde el exterior o Barquisimeto por Pío Tamayo
Estacionamiento de la Biblioteca
        Por decreto del presidente del estado, general Rafael Gabaldón, el 26 de Noviembre de 1936 se da inicio a la Sala de lectura con el apoyo de personalidades como: Arturo Tamayo, Pedro Montesinos, José Antonio Rodríguez López, Rafael Elías Rodríguez, Antonio Almao, Agustín Gil, Hildebrando Rodríguez, entre otros. Primero funcionó en la sede del Colegio Federal (actual Liceo Eduardo Blanco) en 1946 se traslada a las nuevas instalaciones de la Escuela República Dominicana, en los años 50 fue mudada a la Casa de la Cultura donde permaneció hasta el 2 de noviembre de 1991, cuando fue inaugurada la nueva sede ubicada en la calle 17 al lado del Museo Lisandro Alvarado.

    Recordamos que durante 35 años el encargado de la Sala de Lectura fue Emilio Duque, quien así se convirtió en una referencia en la ciudad al igual que Angel Pérez Luna, pues con su dedicada labor fueron ejemplo de amor por el servicio público. La Biblioteca ha servido durante los recientes años de apoyo a las misiones educativas, propulsora de diversas actividades, así como la realización de eventos. A pesar de todo este compromisos social esperemos nuca pierda su objetivo central de espacio agradable de lectura y reflexión critica.