...EN ELLA ENCONTRARAS LA HISTORIA DE UNA CIUDAD EN INVESTIGACIONES PROFESIONALES Y MINUCIOSAS REALIZADAS POR SU CREADOR
LIC. ANTONIO J. SALDIVIA LANDAETA



viernes, 22 de agosto de 2014

Colegio Nacional de El Tocuyo (1833 - !869)

Fachada de el antiguo Convento Franciscano sede del colegio Nacional de el Tocuyo
.   21 de agosto de 1833, pero su inauguración es del 1° de mayo de 1835, bajo el gobierno del General Jose Antonio Paez, en la sede del extinguido Convento de San Francisco,(Luego de Clausurado los conventos, por orden de Simon Bolivar y del Congreso de Cúcuta de 1821) , y promulgada  la primera legislación educativa de 1826, estos convento quedaron abandonados hasta que en esta legislacion colocas que sus sedes fueran utilizadas por  instituciones escolares.).

 El colegio Nacional de  El Tocuyo, es erigido por decreto de fecha

    Esta institución se logra gracias a las innumerables gestiones llevadas a cabo por el cabildo tocuyano, y hombres de la talla del médico caraqueño, residenciado en la ciudad, José de La Cruz Limardo, quien había desde 1823 tomado la iniciativa. 

    El primero en crearse es el de Guanare, el 2 de julio de 1832, luego el de Trujillo, el 20 de noviembre de 1832.

     Para la fecha existían en la ciudad tres escuelas de primaria privadas y una pública. El primer rector fue el Dr. Tomás Francisco Borges y su vicerrector, el maestro Manuel Ramón Yépez.
La mayoría de sus catedráticos, al igual que en el resto de los demás colegios, eran laicos, entre los que se puede destacar, además de sus autoridades, al Dr. Miguel González, Dr. Miguel Anzola, Dr. Fernando Tamayo, Dr. Leonidas Anzola, el Dr. Alejandro Ibarra, el Lic. José María Lucena, el músico Olegario Páez, y egresados como el Br. Espíritu Santo Gil, padre del Dr. José Gil Fortoul, alumno también del colegio; José María Ricardo Ovidio Limardo, el gran músico Saturnino Rodríguez, el presbítero José María Pérez Limardo y el gran educador del occidente venezolano, don Egidio Montesinos, quien además de ocupar el cargo de vicerrector del Colegio Nacional, fue fundador del Colegio de La Concordia, que daría continuidad a la educación secundaria en El Tocuyo.

    Dos años después, comienza a funcionar El Colegio Nacional de Barquisimeto 1835- 1884, que fue sustituido por El Colegio Federal Barquisimeto 1884- 1936, que en sus primeros 20 años funcionó además como sede de los primeros estudios universitarios en la región centro occidental hasta su desaparición en 1904, habilitado para conferir títulos de Ciencias Médicas, Jurídicas y Eclesiásticas. En 1936 se convertiría en el Liceo Nacional Lisandro Alvarado.

    Como lo señala el historiador Carlos Felice Cardot, a mediados del siglo XIX el Colegio Nacional de El Tocuyo era la única institución que estaba funcionando con relativa regularidad en todo el territorio nacional, el de Barquisimeto de 1837 había cerrado sus puertas en 1851, y nunca tuvo la matrícula y la solvencia administrativa del tocuyano, que fue uno de los pocos que cierra sus años en superávit, gracias no sólo a los bienes con que cuenta la institución sino a los réditos devengados por el dinero a censo o a crédito o lo que se devengaba por concepto de alquiler de casas, solares o haciendas que se daban en arriendo. Aun así cierra sus puertas en 1869 por disposición de la Legislatura de Barquisimeto, bajo el pretexto de no poder sostenerlo y para trasferir sus rentas a otro con el nombre de Bolívar en la ciudad de Barquisimeto, el cual nunca llegó a constituirse.

Ya desde 1847, el entonces gobernador Jacinto Lara, había manifestado su interés de disminuir los fondos del Colegio de El Tocuyo a favor de los de Barquisimeto. Cardot afirma que esta fue una medida justa porque El Tocuyo era la ciudad de la región, económica y culturalmente más importante de la época.

Eta institucion Educativa Cierra sus puerta definitivamente en el gobierno de Dr, Guillermo Tell Villega en el año 1869 cuando termino el curso que habia comensado en julio del Año 1866 


Copilacion: Lic Antonio J. Saldivia

No hay comentarios:

Publicar un comentario