...EN ELLA ENCONTRARAS LA HISTORIA DE UNA CIUDAD EN INVESTIGACIONES PROFESIONALES Y MINUCIOSAS REALIZADAS POR SU CREADOR
LIC. ANTONIO J. SALDIVIA LANDAETA



martes, 9 de diciembre de 2014

La Extarña muerte de Argimiro Gabaldón, quien o quienes fueron sus asesinos y cómplices, por qué lo entregaron. No se puede seguir tapando el Sol con un dedo.

 A 50 años de su Asesinato  

 “Somos la vida y la alegría, en tremenda lucha, contra la tristeza y la muerte”:


 Argimiro Gabaldón estaba identificado con el número de cédula: 403.862 y su descripción física era la siguiente: piel blanca, cabello negro, ojos pardos, nariz perfilada, 1.66 de estatura, cicatriz en la región ciliar izquierda.

     
Es necesario recordar que El Comandante Carache como era llamado Argimiro Gabaldón, es hijo del General José Rafael Gabaldón Iragorry y de María Teresa Márquez Carrasquero; representando el séptimo de nueve hermanos: Joaquín, Carmen, Nelly, María Auxiliadora, José Rafael, Roberto, Esther, Argimiro y Edgar. En 1938, en El Tocuyo, Estado Lara, se incorpora a las filas del Partido Comunista de Venezuela (PCV), participando en una célula clandestina.

  
Es expulsado del Liceo “Andrés Bello” en Caracas por orientar el movimiento huelgario organizado y la Federación de Estudiantes de Venezuela (FEV). En 1939, se gradúa de Bachiller con una tesis titulada “Filosofía de Demócrito” (ciudadano griego, nacido en Abdére, 400 años antes de nuestra era).

      En 1946, estuvo en Argentina y Río de Janeiro. En 1962, se incorpora al movimiento guerrillero y dirigió el Frente Guerrillero “Simón Bolívar”, ubicado en las montañas de Humocaro Alto del territorio larense.

     Argimiro Gabaldón muere el domingo 13 de diciembre de 1964, en el Centro de Salud “Egidio Montesinos”, en El Tocuyo, Estado Lara, producto de una herida de bala (calibre 38, explosiva) por la espalda; proyectil que según los estudios fue disparado a una distancia aproximada de 2 metros,que le perfora El Bazo.
    Su muerte deja mucho que pensar, sin duda alguna es un sospechoso accidente cuando supuestamente a uno de sus compañeros, Jesús “Chucho” Betancourt “Comandante Zapata”, se le dispara el arma cuando la limpiaba en plena reunión. Se debe señalar que según testimonio de este llamado “Comandante Zapata” señala que Argimiro Gabaldón se levantó en el momento que se le fue el tiro y no sabía que había bala en la recámara, porque el M2 lo prestó para la guardia y además dijo que todos los presentes hicieron un juramento para no decir nada, prometieron que quedaría entre ellos, porque era un secreto militar. 
 
     Cabe preguntarnos ¿Fue un arma calibre 38 ó un M2? ¿Por qué cuando recibió el arma no la descargó, si se supone que eso es lo primero que se debe hacer, más aun siendo un Comandante? ¿Por qué estaba limpiando el arma en el momento de la reunión? ¿Por qué hacen el juramento de no decir nada, acaso ocultan la verdad? Al hacernos todas estas interrogantes, creemos que es justo y además necesario que se investigue la muerte de Argimiro Gabaldón, quien o quienes fueron sus asesinos y cómplices, por qué lo entregaron. No se puede seguir tapando el Sol con un dedo.
Arma calibre 38

     El Comandante Carache al momento de su muerte estaba vestido con un sueter negro, pantalón azul, medias y zapatos negros, un reloj enchapado en oro; a las 8 y 30 de la noche del domingo 13 de Diciembre, es dejado por tres hombres a las puertas del Centro de Salud “Doctor Egidio Montesinos”, en una camioneta placa B7-18-05, en el asiento de atrás del vehículo, cubierto con una cobija de lana y apoyado por dos almohadas. Es atendido por el médico de guardia Jesús Morillo Díaz y la enfermera Alexia Pérez de Castillo, quien escuchó susurrar a Argimiro varias palabras, entre ellas dijo el apellido Domínguez.
Carabina M2

    Una semana antes de su muerte, es decir, el lunes 7 de Diciembre de 1964, varios aviones militares arrojaron comunicados o volantes por toda la zona, ofreciendo recompensa de 15 mil bolívares para quien entregara o delatara a Argimiro Gabaldón. El día 15 de Diciembre, al cadáver de Argimiro le realizaron la prueba de la parafina y el resultado fue positivo, lo que demostró que Chimiro o El Comandante Carache disparó con un arma larga, posiblemente una ametralladora o un fusil, contra su o sus asesinos antes de ser herido mortalmente. 
      Para el momento de su muerte, Argimiro era una figura emblemática encarnada en los campesinos de Lara y Portuguesa. Ella estaba asociada, como continuación histórica, no sólo a la lucha antigomecista de su padre, en esos mismos parajes, sino que se remontaba aún más allá, abarcando las guerras de Independencia y Federal, que mantenían ese espíritu levantadizo y cimarrón trasmitido por vía oral entre generaciones, simbolizando al ídolo extraviado en lo por hacer. Quizás Argimiro fue el último exponente donde el imaginario popular buscó encontrar al héroe total, imaginado entre las etapas procesuales no resueltas, que han mantenido las expectativas de este saldo histórico acumulado.


              Investigacion y copilacion Lic. Antonio Saldivia Landaeta



      

  

6 comentarios:

  1. EN ESTA OPORTUNIDAD, NO QUEDA OTRA COSA QUE RECONOCER LA MAGNITUD DEL ESPIRITU LIBERTARIO Y PRECLARO DEL COMANDANTE CARACHE. PAZ A SU ALMA. LO CUAL GENERA MUCHO DOLOR AL OBSERVAR LA CORRUPCIÓN EN LA ACTUALIDAD POR PARTE DE UN GOBIERNO Y QUE DE CORTE SOCIALISTA. QUE HORROR.

    ResponderEliminar
  2. Caramba Luis, qué cosa! Yo tenía 12 años cuando murió el Comandante Carache. No dudo de su espíritu libertario, propio del comunista. Me llama la atención tu irónica afirmación del gobierno. Pareces un comunista recien converso al capitalismo.

    ResponderEliminar
  3. TIENE RAZON LUIS TODO ESE IDEALISMO PARA UN PAIS MEJOR SE PERDIO EN LAS MANOS DE ESTOS CHAVISTAS QUE HAN ACABADO CON EL PAIS

    ResponderEliminar
  4. Es una lastima que personaje como Argimiro Gabaldon no se tomen encuenta para analizar los procesos políticos contemporáneos.Debemos darle importancia porque aporto mucho para el desarrollo de las luchas sociales. un verdadero revolucionario que lucho y murió con un ideal, una sociedad mas justa. Hay muchas cosas que han quedado en la oscuridad de la historia, hoy somos pocos que recordamos este momento tan doloroso como la muerte del Comandante Carache. Porque esperar 50 años para sacar a relucir este episodio tan lamentable. Rafael Rodriguez Lucena

    ResponderEliminar
  5. La muerte de Argimiro fue accidental, pero los ñángaras meten cizaña a ver si sacan réditos de esa irrespetuosa e irresponsable invención -como en el caso de Allende, que se suicidó, pero durante décadas, y todavía hoy, hay necios que insisten en hacerlo pasar por asesinato-. Pero no se ocupan de esclarecer los asesinatos a los cuales maquillaron como accidentes, o se los endosan al "enemigo", de nuevo, buscando pescar en río revuelto. Fueron incluso muchas las barbaridades y los abusos cometidas en contra de los propios compañeros, si daban señas de querer abandonar ese embarque guerrillero. Les dejo un caso, a ver si se atreven a mostrar sus genuinas características: LIVIA GOUVERNEUR. Dense con furia, y luego traten de desmentir que esta bazofia de régimen castrochavista es la peor dictadura que ha sufrido Venezuela. Con decirles que reivindicaron a AD y COPEI, quedan como niños de pecho ante las atrocidades y la corrupción del sucialismo del siglo 21. Ya saben, Livia.

    ResponderEliminar